Latidoamericano

Cuentos y cantos de nuestro continente


Cantidad de canciones y relatos de pueblos latinoamericanos fueron transmitidos, de generación en generación, en forma oral. Escritores y recopiladores, han puesto a salvo del olvido ese legado que conforma nuestro patrimonio cultural y que hoy podemos leer y / o escuchar.


Esta sección se propone, entonces, el REGISTRO Y REVALORIZACION DE LA TRADICION ORAL LATINOAMERICANA, para recuperar el origen de los pueblos, sumergirnos en la riqueza de la inventiva popular, entre colores, paisajes, aromas y sabores por los que nos conducen personajes entrañables, ampliando nuestra imaginación y fantasía, y, sobre todo, para divulgar y promover nuestra cultura y la literatura infantil y juvenil de tradición oral. 


Pero dada, también, la riqueza de AUTORES /COMPOSITORES LATINOAMERICANOS, tanto en materia de cuentos como de cantos, se amplía esta sección para compartir, también, textos y cantos de autor, que han sabido poner palabras a los misterios de cada país, su cultura, y sus acontecimientos pasados y/o actuales, acercándonos las voces que nos preceden y que son parte de nuestra voz actual… 

                                     ********
Entrevista con Silvia Iriondo:

Silvia Iriondo, comenzó su camino profesional en el año 1972 grabando tres discos en RCA con composiciones propias y del cancionero popular.- Interesada por la música del paisaje en su diversidad de géneros y ritmos,  la canción de los pueblos originarios, el canto anónimo, la copla indígena y la mirada de nuevos y destacados compositores. Con un trabajo de fusión e interacción donde lo cotidiano y el pasado se juntan para releer la canción folclórica. 
Su último disco, "Anónima" ofrece versiones de cantos ancestrales grabados con el aporte de artistas  de la talla de Teresa Parodi, Quique Sinesi y Carlos Aguirre, recopilados por Leda Valladares, a quién está dedicado el trabajo. 

Aquí las palabras que Silvia Iriondo compartió, en la gratuidad de la donación, con "La infinita desmesura":


En “Anónima”  tomaste una serie de recopilaciones realizadas por Leda Valladares, y decidiste rendirle un Tributo a la misma.- ¿Cuáles fueron las motivaciones que te llevaron por un lado a estos cantos anónimos y por otro lado a homenajear a Leda Valladares?

En todos mis trabajos discográficos siempre dediqué un espacio al canto anónimo. Teniendo como punto de partida la música folclórica,  creo que el canto anónimo, el canto originario, representa una parte esencial. Lo anónimo es la raíz de nuestra música folclórica. Es el  canto primero que relata y describe la relación del hombre con el paisaje, el hombre con sus creencias, oficios, hábitos. Bien podría conocerse la cultura de un país a través de su canto anónimo. Leda Valladares, como cantora, compositora, licenciada en letras, tuvo una mirada particular y distintiva en su trabajo de selección y recopilación de estas voces. Con plena conciencia del valor  cultural  y social de su tarea, supo encontrar la profundidad y belleza en este cancionero.


Dijo Leda Valladares alguna vez “Antes de mirar el mundo me puse a oírlo.” En tu caso: ¿Oíste el mundo antes de mirarlo?...

La música es escuchar. La música es una construcción que inicia en el oído y estremece el alma. La música es un arte absolutamente abstracto. Se  ve, se siente, se recuerda, se vive y renueva,  sin tener la obra en las manos, sin tocarla, sin palparla. El oído nos permite un viaje infinito hacia la raíz de nuestras emociones más profundas y hacia mundos desconocidos. El oído nos revela verdades, certezas, y prepara un camino de contacto con otra realidad. La música es una imagen que se ve con los oídos.

Leí que manifestaste que te  interesan las polirritmias y que estás abierta  a ubicar estas canciones en escenas de armonías que vienen del jazz y la música contemporánea, creando una escena que revele la vigencia de una canción, quizás muy antigua… ¿Es allí por donde asoma el sello particular que agregás a este trabajo con la memoria que te antecede y que antecedía también a la propia Leda?

El sello particular es la mirada del artista. Es la impronta con la que el artista ve, escucha y construye su imagen musical. Es lo propio. Pueda ser que nos anteceda, pueda ser que lo anticipe. No lo sé. El tiempo es una valoración humana. Sí, puedo afirmar que toda construcción musical  habla de un encuentro.

Desde mi experiencia personal, y a juzgar por el lugar que ocupamos como existentes, el pasado  suele ser en mí,  la gran novedad. Una novedad que revela, advierte, sorprende. El pasado es la novedad.

Pienso en lo que decís del jazz  e inevitablemente sigo pensando en Leda,  cuya adolescencia transcurrió entre el blues, el jazz y la música clásica. De hecho, basta recordar su primer grupo de música FIJOS (Folclóricos, intuitivos, jazzísticos, originales y surrealistas)…  ¿Podrías haberte reconocido en esa integración de movimiento musicales y creativos de FIJOS? 

Sí. La intuición es una voz  que se aprende a escuchar con el paso del tiempo. Y el tiempo enseña sus razones. El arte trata de  este encuentro. Encuentro con uno mismo y con el otro, en libertad y compromiso. Libertad de melodía, ritmo, imagen, texto. Sentimientos, certezas, dudas, preguntas, historia personal. Todo deviene con un criterio muy  preciso y selectivo.

Cada canción refleja un universo propio y singular con la intención de expresar algo necesario, imprescindible de ser dicho. Tal vez  sea este el único rigor que se contemple, cumplir con esta premisa de fidelidad a la imagen.

Cuando Leda hablaba de las bagualas, se refería a ellas como rastros de una canción que tenía muchos siglos y se estaba descolgando, estaba desapareciendo.  Describía ese canto como un grito muy solitario, que ya estaba tan viudo, tan solo, que daba pánico. Entonces, contaba, que había tomado una especie de conciencia bastante trágica. Un país que estaba al borde de perder su historia, sus tradiciones, y nadie se daba cuenta de que todo eso se estaba muriendo o que ya estaba muerto. Y entonces siguió lo que sabemos, que tomó su grabador y empezó a recoger esas yapitas caídas al decir de Atahualpa Yupanqui, registrando voces, y paisajes hechos canto, que no quería dejar morir…  Pienso en este trabajo de Leda, en este compromiso con la memoria, con el rescate de la tradición oral y la diversidad de los distintos legados culturales que nos pertenecen, y en este Tributo que le rendís a ella, que es un modo también de implicarte con la memoria, con nuestra historia contada a través del canto y de implicar a otros, de continuar esta tarea de “tomar conciencia”…  ¿Crees que la transmisión de nuestros legados culturales originarios sea una responsabilidad que debiera estar presente en cada uno de nosotros y manifestarse en los distintos roles que cada uno asuma, ya como padre, educador, comunicador, narrador, músico, escritor, etc.? ¿Por qué deberíamos asumir esa responsabilidad?

Conservo una antigua publicación  “El cancionero folclórico Argentino”, años 1960 aprox. Un pequeño librito para alumnos y maestros de canciones folclóricas argentinas. Quiénes son nuestros autores, cuáles las regiones y sus ritmos, algunas de  las canciones más emblemáticas, danzas con el gráfico de sus coreografías.

La escuela es un lugar de formación donde la música argentina debe estar presente, como parte fundamental de la cultura tanto para los alumnos como para los docentes. Formación, conciencia, reflexión, conocimiento de lo nuestro y sus autores, esta relación mantiene atenta la mirada de todo pueblo que quiere proyectar su soberanía. El contacto con las expresiones artísticas de nuestros pueblos y autores fortalece un vinculo de amor y cuidado por nuestro país y su cultura.

Es imprescindible la transmisión  no sólo en los hogares, sino en los espacios de enseñanza, escuela, universidad. La cultura es la patria que contiene un país en todas sus expresiones. La cultura es la bandera que identifica un pueblo. Este contenido debe estar presente en todos los espacios académicos, adaptado al ámbito de estudio al que se refiera.

¿Cómo surgió la inclusión del coro de niños que te acompañará en la presentación del día Viernes 23 de Mayo?...

El coro de niños estuvo incluido desde el inicio de la concepción de este disco. La voz de los niños cantando este paisaje, haciendo melodías, contrapuntos son irremplazables. Es en la voz del niño donde se puede apreciar con claridad absoluta la ternura infinita que tiene el canto anónimo. Parte del trabajo recopilado por Leda se escucha en voces de niños. Niños del lugar, que cantan su realidad social y familiar. Una copla, un verso, algún fragmento melódico. El canto de la vicuñita, el chivato, el vuelo del pajarillo, los festejos del carnaval, el andar de la mariposa, el aroma del cardón. Estas coplas en la voz del niño son una imagen perfecta del paisaje y el entorno cultural de donde nacen.  

Elizabeth Jelin, en su artículo “Memorias en conflicto”, dice “la memoria es una visión del pasado construida por un conocimiento cultural compartido por generaciones sucesivas y por diversos otras y otros”... ¿Quiénes “otras y/u otros” contribuyeron en el proceso de construcción de “Anónima” en este compromiso con la memoria y la necesidad recuperarla a partir del rescate de las canciones de todos y de nadie?

La sensibilidad. Cómo despierta, cómo se construye? Inicia en los primeros pasos. Mis padres, el ámbito familiar, la infancia en el coro de niños dirigido por Julia Bourse Herrera, la bella  voz de mi madre, el cantar en familia, la sencillez, la solidaridad con el otro, el valor por el esfuerzo y el trabajo, el contacto con el Padre Mario Pantaleo. Son tantos “otros y otras” que me enseñaron, guiaron en este encuentro. A ellos agradezco infinitamente porque supieron despertar en mí, la sensibilidad. Apreciar lo bello, lo noble y buscarlo con imperiosa necesidad.

El canto ancestral es canto genuino, bello, profundo, despojado, austero, sencillo y trascendente. Es regional y a la vez universal. Es cósmico. Es una puerta para entrar en uno mismo.

No sólo se trata del valor cultural que supone, sino también de la  belleza trascendental que contiene.  

“Anónima”, grabado en Julio de 2013, recibió el premio Fondo Nacional de las Artes a la producción discográfica. ¿Qué significó para vos este reconocimiento?

Es un reconocimiento, un incentivo, apoyo. Reconocimiento a la tarea, a la propuesta musical y a esta otra mirada posible para expresar la tradición. El pasado se mueve. Gira, cambia. El pasado se ve distinto desde cada mirada y se renueva constantemente. Este reconocimiento contempla otras lecturas posibles del folclore y el paisaje, esto nos hace bien a todos. A los que hacemos música, a quienes  la aprecian  y al paisaje mismo que está vivo en cada voz latiendo diversidad y cambio.

Aquí algunos videos para compartir:



Más acerca de Silvia Iriondo:


Silvia Iriondo actuó en distintos escenarios de España, Italia, Alemania, Francia, Austria y Bélgica y participó en festivales internacionales, entre ellos "Amnesty Internacional 1999" 50º Aniversario de la Declaración de los Derechos del Hombre realizado en Florencia, Festival internacional “Musiques autor du Monde” 2004, Antibes, Festival Internacional Martha Argerich en Londres 2010 y Festival Internacional Música Clásica Martha Argerich 2012, Israel. Actuó junto a artistas como Manolo Juárez, Egberto Gismonti y Eduardo Lagos además de grabar siete discos, editados en Argentina y el exterior, uno de ellos –Tierra que anda, 2002- producido por Gismonti y editado por el prestigioso sello alemán ECM. Participó de ciclos musicales y/o grabaciones, compartiendo espacio con artistas de la talla de Dino Saluzzi,  Manolo Juárez, Eduardo Lagos, Raúl Carnota, León Gieco, Jorge Fandermole, Jaime Torres, Juan Falú, Carlos Núñez, Chango Spasiuk,  Carlos Aguirre, Quique Sinesi, Jaime Roos, Luis Salinas, Aníbal Sampayo, Lito Vitale, Teresa Parodi, Miriam García, entre otros...

Para saber más acerca de Silvia Iriondo, aquí el enlace a su página web: 

http://www.silviairiondo.com.ar/

                    **********

Ya llega "Zapallo en flor - coplas, adivinanzas y otros dichos populares-" Antología de Laura Roldàn
Porque Laura Roldan Devetach es nuestra, porque recoge las yapitas caídas y las devuelve al Viento, y con la frescura de ambos vuelven a nosotros las historias que también nos pertenecen... por todo eso, y por más, quiero dar la bienvenida a este nuevo libro de Laura Roldán Devetach, así:


Dice Atahualpa Yupanqui, en El Canto del viento:


“…Corre sobre las llanuras, selvas y montañas, un infinito viento generoso. En una inmensa e invisible bolsa va recogiendo todos los sonidos, palabras y rumores de la tierra nuestra. Pero a veces la carga termina por romper los costados de la alforja infinita.

Entonces, el Viento deja caer sobre la tierra, a través de la brecha abierta, la hilacha de una melodía, el ay de una copla, la breve gracia de un silbido, un refrán, un pedazo de corazón escondido en la curva de una vidalita... Y el viento pasa, y se va. Y quedan sobre los pastos las “yapitas” caídas en su viaje. Según su condición o calidad, se desmenuzan, se quiebran y se pierden. Otras, permanecen intactas. Otras, se enriquecen, como si el tiempo y el olvido –la alquimia cósmica– les hiciera alcanzar una condición de joya milagrosa. Pero llega un momento en que son halladas estas “yapitas” del alma de los pueblos. Alguien las encuentra un día… “ 


Entonces, una vez más, Laura Roldán. Andariega de ciudades y selvas, caminante de las que hacen camino al andar bajo el sol, al frío, a la floreada primavera, a la luz de la luna, pisando hojas del otoño, mirando a través de ellas…

Recolectora de yapitas caídas, porque entendió el mensaje aquel: “hay que hacerse amigo, muy amigo del Viento. Hay que escucharlo. Hay que entenderlo, Hay que amarlo. Y seguirlo. Y soñarlo. Aquel que sea capaz de entender el leguaje y el rumbo del Viento, de comprender su voz y su destino, hallará siempre el rumbo”…


Y porque Laura Roldán bien supo, bien sabe, hallarlo es quién devuelve al Viento las hilachitas de los cuentos y los cantos perdidos… y con el viento las empuja haciéndolas llegar a todas partes… porque de eso se trata el milenario oficio y arte de recoger voces, historias, contares y cantares… de trabajar despacio y silenciosamente por mucho tiempo, como lo hacen las hormigas, que parecen invisibles a nuestro ritmo apresurado, a nuestra mirada distraída, pero están, siempre están.-
Bienvenidas las yapitas compartidas a través del libro "Zapallo en flor - coplas, adivinanzas y otros dichos populares-", de Laura Roldan Devetach

                                ****************

Martha Escudero

 
Cuando pensé en invitar narradores orales a esta sección, no quise perderme el placer de que este espacio fuera habitado por Martha Escudero, narradora nacida en la ciudad de México – actualmente radicada en Barcelona -



Martha ejerce este oficio hecho todo de palabras, incluídas las que se manifiestan a través del cuerpo,  la gestualidad,  la mirada, los distintos matices de la voz y el silencio, en donde aparece no sólo el espacio para que respiren las palabras sino para que el oído del narrador tome contacto con el oyente, ese Otro fundamental que sólo en esa escucha hallará el lugar propicio para su participación. Y, en ello, Martha pone toda su entrega, su pasión y la responsabilidad con que lleva adelante este oficio. Responsabilidad ante su propio espacio en el que su palabra se inscribe y ante el espacio del otro que se entrelaza con el suyo por la trama del lenguaje. Porque la narración es, sin duda, un hecho social, pero es además, un hecho artístico, como bien ella lo cree “la narración oral como un arte, el arte de la relación a través de la palabra”, considera fundamental “reforzar los cimientos de nuestra esencia humana, volver a aquella vieja forma de relación no como un paso hacia atrás, sino como una manera de fortalecer nuestro presente. Volver a hablarnos y a escucharnos, volver a mirarnos y sentirnos, a recordar, evocar e imaginar”…
 
Su repertorio se nutre de mitos, cuentos y leyendas tradicionales, como también de relatos y cuentos de autor.  En esta oportunidad, compartiremos un video en el que podremos escucharla contar una historia de la tradición oral de su país natal, y luego una entrevista que generosamente Martha me permitió hacerle y me resulta de mucho placer compartir.



El video. Narración oral de “Coyote”, historia tradicional proveniente de México:
 

Entrevista a Martha Escudero

El hijo de Pilar y Daniel Weinberg fue bautizado en la costanera. Y en el bautismo le enseñaron lo sagrado.
Recibió una caracola:
- Para que aprendas a amar el agua.
Abrieron la jaula de un pájaro preso:
- Para que aprendas a amar el aire.
Le dieron una flor de malvón:
- Para que aprendas a amar la tierra.
Y también le dieron una cajita cerrada:
- No la abras nunca, nunca. Para que aprendas a amar el misterio.



(Eduardo Galeano. Ventana sobre la llegada).

  • Naciste México, pero actualmente resides en España. ¿Dónde empezó tu arte y oficio como narradora?
Todo comenzó aquí, en Barcelona, hace ya unos 18 años… ¡como pasa el tiempo!!
  • ¿Cuáles son las diferencias más notables que hallas en lo relativo a este oficio entre un país y otro? – si es que las hubiera - ¿Y qué hay en cada país de éstos en cuánto a la valorización de la tradición oral?
Lamento mucho no poder dar respuesta a esta pregunta porque en México no tenía relación con el mundo de la narración.
  • Hiciste de la narración un arte y un oficio, trabajas de ello. Además del trabajo con la voz, también escribes reflexionando mucho sobre distintos aspectos que hacen a la construcción del narrador y a la narración en sí,  reflexiones muy interesantes por cierto. ¿Qué cosas encuentras allí, puesta a escribir y a reflexionar?
Sobre todo encuentro un marco de referencia. El arte de la narración oral y el oficio del narrador está poco “documentado” y creo imprescindible ir recogiendo experiencias, para seguir creciendo, mejorando en la práctica del oficio, para poder compartir y para valorar este arte.
  • Tu repertorio tiene una fuerte presencia de cuentos de tradición oral… ¿qué motivos te han llevado a seleccionarlos?
En el proceso de formarme, de entender la oralidad y sus características, me dí cuenta que los cuentos tradicionales son FUNDAMENTALES. Son cuentos que nacieron para ser contados de viva voz, aunque nos lleguen gracias a los recopiladores y por escrito, son “textos orales”. Su estructura (indestructible y memorable), sus temas (trascendentes), su simbolismo (universal), sus personajes (arquetípicos) han hecho que pervivan a través del tiempo adaptándose a cada narrador, a cada época, a cada cultura. Son un resumen de la experiencia humana. Estoy convencida de que una vez entras al mundo del cuento tradicional y lo cuentas, puedes contar cualquier cosa.
  • También narras cuentos de autor… ¿encuentras alguna preferencia de autor o de estilo a la hora de la selección?
Cuando comencé a crear mi repertorio no tenía conciencia del por qué elegía un cuento determinado. Con el tiempo y la reflexión me dí cuenta de que los cuentos que elegía eran aquello que, por un lado, se dejaban “oralizar”, o sea, podía recoger el argumento y la estructura y contarlo con mis propias palabras, y por otro lado descubrí que en cada uno de los cuentos que iba incorporando a mi repertorio había algo de mi propia vida. Así me encontré que elijo más cuentos de escritoras que no de escritores y la gran mayoría son mexicanos ¡que casualidad!
  • Ofreces talleres de narración oral en tu país ¿Cuáles son los destinatarios de esos talleres? ¿En qué espacios trabajas actualmente con la narración oral de historias?
A la primera cuestión, los talleres. Me gusta mucho trabajar con personas que ya cuentan. Me encanta trabajar el repertorio, ir analizando cada parte del cuento, ir armando el texto oral. Este trabajo lo realizo de forma personalizada o en grupos muy pequeños. Tal es el caso de un proyecto de formación llamado “paso a paso” que llevo adelante en complicidad con otro formador y que consiste en “acompañar” a los participantes en el proceso que comienza con la elección de los cuentos y culmina con su puesta en escena. Trabajamos individualmente y en parejas y la condición es trabajar con cuentos tradicionales.
También tengo una propuesta para personas que se acercan a la narración oral, pero en este caso el objetivo no es “crear narradores” sino brindar herramientas que permitan un mejor disfrute de escuchar cuentos. Es un trabajo de sensibilización, de abrir el imaginario, de predisponer a la escucha.

En cuento a los espacios en los que trabajo… ¡lo que sale! Desde el aula en colegios hasta el escenario de una sala teatral. Desde el marco formativo al espectáculo. En una biblioteca o en un bar. En un auditorio o en la calle.
  • Viendo algunos de los videos de tu web, me sorprendió mucho – gratamente - el encuentro de narración que ofreces, para padres con sus bebés, me interesa saber cómo lo vivencias, y qué vivencias recoges de los participantes…
Es una propuesta muy sutil que tiene como objetivo prioritario alimentar la relación y comunicación del pequeño con su progenitor a través de las palabras, pero no del significado de las palabras, sino de su sonoridad (la música del lenguaje). Es una propuesta en la que los padres “trabajan” más que yo. Yo “planto” una semilla y me gusta pensar que algunos padres la cultivarán…
  •  Como a ti, me gusta mucho asomarme a “las ventanas”, y asomándome en las que configuran tus escritos, tus reflexiones, tus publicaciones, hallé por allí que te interesa la obra de Eduardo Galeano, y sus “ventanas”, esas a través de las cuales mirar la realidad… quería invitarte entonces a mirar por esas ventanas, y, mientras tanto, seguir preguntándote… ¿nos asomamos?
 “Ventana sobre la memoria”. Nos cuenta Galeano, a partir de ella, de aquel alfarero viejo que se retira en sus años tardíos, pues ha llegado la hora del adiós. Y en plena ceremonia de la iniciación ofrece al alfarero joven su pieza mejor, porque así manda la tradición, entre los indios del noroeste de América: el artista que se va entrega su obra maestra al artista que se inicia. Pero nos cuenta, también, que “el alfarero joven no guarda esa vasija perfecta para contemplarla y admirarla, sino que la estrella contra el suelo, la rompe en mil pedacitos, recoge los pedacitos y los incorpora a su arcilla”...
Siempre pienso esta ventana, creo hallar en ella un marco de referencia  en relación a nuestra iniciación como narradores. Todos hemos recibido una pieza de un maestro – o de varios -, de la cual – o las cuales - tomamos unos pedacitos que incorporamos a nuestro propia construcción como narradores…  Abro dos preguntas aquí. La primera: en tu camino de iniciación ¿quiénes han sido tus “alfareros”, de quienes recogiste pedacitos que incorporaste a tu arte? La segunda: ¿qué fue lo que te aportaron esos pedacitos escogidos?
La verdad es que no he dejado de recoger pedacitos de diferentes maestros alfareros, pero si hablamos del principio tuve la gran suerte de venir a Barcelona para estudiar en una maravillosa institución, desgraciadamente ya desparecida, llamada Escuela de Expresión, Comunicación y Psicomotricidad Carme Aimerich que se dedicaba a la formación de formadores en educación por el arte. Ahí, primero en talleres de 30 horas de duración (expresión corporal, danza, juego dramático, máscara, plática…) y después en un posgrado y un master adquirí muchísimas herramientas que me han resultado imprescindibles para la práctica de mi oficio. Y fue en ese lugar donde además encontré a mi “inspirador”, el narrador y periodista venezolano Alexánder Hernández. Él me introdujo en el mundo de la narración oral en Barcelona y de su mano comencé a contar.
La principal aportación de todos esos pedacitos ha sido sobre todo la escucha, esa escucha global que no puede faltar al narrador (el cuento-el público-el entorno-yo). También la conciencia de lo que soy y lo que hago y la fortaleza y humildad necesaria para seguir adelante.

    “Ventana sobre Las palabras”.  Asomadas a esta ventana, según Galeano, veremos a Magda recortar palabras… palabras de los diarios, palabras de todos los tamaños, y las guarda en cajas. En cajas rojas guarda las palabras furiosas. En caja verde, las palabras amantes. En caja azul, las neutrales. En caja amarilla, las tristes. Y en caja transparente guarda las palabras que tienen magia (…)”
Si me permites, quisiera asomarme apenas un poquito a tu ventana: ¿Podrías decirme una palabra que elijas para guardar en cada una de esas cajas?... sobre todo me interesa asomarme a las que tienen “magia”…
Caja roja: indignación
Caja verde: abrazo
Caja azul: puerta
Caja amarilla: nunca
Caja transparente: hijo, madre, mujer, casa…
     Sigo con la mirada puesta en la misma ventana, y entonces Galeano sigue diciendo “A veces ella abre las cajas y las pone boca abajo sobre la mesa, para que las palabras se mezclen como quieran. Entonces, las palabras le cuentan lo que ocurre y le anuncian lo que ocurrirá”…  
Cuando combinas las palabras que escoges, ¿qué crees que te dicen qué ocurre? ¿Qué crees que están anunciándote?
Que toda mi fuerza esta en mi, en mi feminidad, en mi maternidad, en todo lo que soy capaz de ser y sentir.
  • Vuelvo a las “ventanas sobre la memoria”, específicamente a una desde la que nos anuncia: Quien nombra, llama. Y alguien acude, sin cita previa, sin explicaciones, al lugar donde su nombre, dicho o pensado, lo está llamando. Cuando eso ocurre, uno tiene el derecho de creer que nadie se va del todo mientras no muera la palabra que llameando, lo trae”
¿Cuánto de esto hay entre narrador y oyente partícipe?
El narrador tiene el compromiso de elegir las mejores palabras, las más bellas, las más precisas para el que escucha pueda evocar. El narrador construye con sus palabras, pero esas palabras deben resonar en el que escucha. Y no resonarán en el oído y el corazón de otro si antes no lo hacen en el propio narrador.
  •  Me voy de “Las ventanas” a “Las palabras andantes”, para preguntarte con esas preguntas que Galeano nos hace:
 ¿Un refugio? 
Un cuento

¿Un abrigo para esconderte cuando te ahoga la lluvia, o te parte el frío, o te  voltea el viento?
Un cuento
 ¿Tenemos un espléndido pasado por delante?
Y un conocido futuro por detrás. Me gusta pensarme en el proceso de descubrir el hilo negro, sobre todo en el proceso infinito.
  • ¿Un consejo o sugerencia para quiénes se inician en este arte de la narración oral?

 Ser honesto, ser humilde, ser generoso y sobre todo disfrutar haciendo disfrutar.

  •  Antes de concluir, teniendo en cuenta que este blog de La infinita desmesura cuenta con una sección que se propone la revalorización de la tradición oral, incluyendo cuentos y cantos de nuestro continente, pero que también dada la riqueza de autores y compositores de América Latina, no he querido dejar éstos afuera, te pido si podrías sugerirme alguna canción de tradición oral, o popular, anónima o de autor, que consideres representativa de tu país natal…
 “El jicote aguamielero” de Francisco Gavilondo Soler, Cri-Cri
  •   Querida Martha, Los bigotes del relojero marcan las horas”, dice Galeano…  y por mucho que insista en querer quedarme, pues que debo irme, y a más, fuiste muy generosa entregándonos esta parte de tu tiempo, mejor dejar un resto para otro momento… me despido de ti agradeciéndote, dejándote un abrazo que dure hasta la próxima vez…

Concluye aquí esta primera entrevista, pero antes de irme, me asomo a otra ventana: a la ventana de Martha Escudero… como en “Ventana sobre una mujer”, sí, esa que también cuenta Galeano, como si acaso conociera a Martha, una de sus lectoras apasionadas:




“…Esa mujer es una casa secreta.
En sus rincones, guarda voces y esconde fantasmas…”



Pieza resultante de Alfareros, hecha de la suma de “personitas”, como nos diría el autor citado, persona generosa, que nos abrió las puertas de su arte, de su oficio, de su pasión y su responsabilidad puesta en las palabras, las que dice y larga como saliendo de puerta abierta de pájaro, aprendiendo a valorar el aire,  y las que calla, como si acaso las guardara en una cajita cerrada, para volverse y volvernos amantes del misterio…

 

No dejen de visitar su blog: http://www.marthaescudero.com/ 

 

Ahora,  el video de la canción que Martha Escudero nos recomendó...       
"El jicote aguamielero", de Francisco Gabilondo Soler       (Cri- Cri)...

Acerca de Francisco Gabilondo Soler
Francisco Gabilondo Soler nació hace tiempo, el 6 de octubre de 1907: entre cerros, lluvia, bosques y manatiales. Creció muy alto y era aficioando a aprender; así, aprendió todo lo que pudo, especialmente geografía, matemáticas, astronomía, cuentos y música. Estos dos últimos los aprendió más, de modo que los combinó en distintos tamaños y formas. Tanto se dedicó a eso, que acabó trabajando de compositor. Impulsado por el auge de la radio, para 1932, incursionó en melodías de corte humorístico, donde plasmaba costumbres de esos tiempos y realizaba crítica social.
Interpretó sus primeras canciones de fantasía.  El chorrito, Batallón de Plomo, Bombón I y El Ropero.  Fue un pequeño espacio de 15 minutos sin patrocinador, publicidad, con poca paga y a prueba.  Sólo contaba con su voz, el piano y mucha imaginación.  Así continuó, sin aparente éxito, con su programa sin nombre ni personaje.  Aunque algunos creían que su número sólo duraría algunas semanas, se mantuvo en la radio. Iniciando el programa de radio, el gerente artístico de la estación sugirió que las canciones fueran las aventuras de algún animalillo.  Contando ya con la ayuda de un violinista, Gabilondo pensó en un grillo y decidió llamarlo Cri-Crí, El Grillito Cantor. Las canciones de Cri-Crí son relatos de aventuras de El Grillito Cantor en el bosque, en el país de los cuentos o en lugares lejanos.  Con la creciente popularidad del programa de Cri-Crí, Francisco Gabilondo Soler aprendió a leer y escribir música, a hacer los arreglos para el creciente número de nuevos músicos, escribir los textos que se leían antes de las canciones, la producción general y línea artística del personaje. Exploró estilos y géneros diferentes para sus composiciones musicales, aunque hay un carácter particular en todas ellas que las identifica, de inmediato, como canciones de Cri-Crí.
Con el tiempo la serie de radio aumentó en tiempo y recursos.  Se afianzó en el gusto del auditorio; hasta convertir el anochecer del domingo en el momento de fantasía musical Cri-Crí,  El Grillito Cantor dejó de transmitirse el 30 de julio de 1961.
Francisco Gabilondo optó por irse a vivir definitivamente al País de los Sueños el 14 de diciembre de 1990. Pero dejó una maleta con 216 canciones y kilos de cuentos con las aventuras de su alma musical: Cri Crí, el Grillito Cantor.
                                 **************
Por el objetivo que esta sección se propone, me pareció más que oportuno,  inaugurarla con Laura Roldán


Nacida en la ciudad de Córdoba, Argentina, actualmente reside en el barrio de Caballito, de la Ciudad de Buenos Aires. Investigadora, tallerista y autora en el género de la literatura infantil y juvenil, desde hace tiempo, especializada en la recopilación de coplas, dichos, adivinanzas, cuentos populares y tradicionales. Coordina talleres de promoción del libro y la lectura en bibliotecas populares y escuelas del país.
  Pero su trabajo, de una dimensión socio-cultural abarcadora, siempre fue más lejos…  hasta llegar a distintos lugares a los que, muchos de nosotros, no sólo no hemos ido tal vez, sino que ni siquiera conocemos. Su trabajo, hecho fundamentalmente de palabras y una gran escucha, se propuso llegar hasta Misiones… pero no sólo llegar, no, porque Laura siempre va más lejos. En esta oportunidad, acompañando el trabajo de Diego Caraballo, director de la Escuela Intercultural Bilingüe nro. 905 de Misiones, ambos, buscaron  acompañar a la comunidad guaraní en la creación de una biblioteca escolar, que llevará el nombre de “Gustavo Roldán”, a través de la cual compartir  poemas y cuentos en guaraní, audios con música tradicional, videos con arrullos y danzas, relatos de la vida cotidiana y costumbres, para dar visibilidad a la cultura que les – y nos – pertenece.-



Así, durante todo el año, la comunidad guaraní Chafaríz recopiló una serie de materiales sobre su cultura con el propósito de digitalizarlos para que integren la nueva biblioteca, que abrirá sus puertas en marzo 2014. Los líderes del proyecto participaron de un taller a cargo de educ.ar, donde aprendieron acerca de la edición de sonido y video, y luego de la capacitación, viajaron a Misiones para capacitar con las nuevas herramientas digitales a distintos miembros de la comunidad guaraní de El Soberbio. El proyecto, busca seguir creciendo, con otras ideas en marcha que seguramente irán desplegándose por la senda por la que anda Laura, que se parece bastante al título de este blog… “la infinita desmesura”, imposible en otros ámbitos, pero nunca en el de la literatura… mucho menos cuando se cree  en lo que ella dice creer “en el poder de las cosas pequeñas, en el trabajo de las hormigas, en la flor dulce de la verbena. Un proyecto pequeño en momentos difíciles es un camino de esperanza”… que así sea, para los que la acompañen en la construcción de este proyecto.-

Fuente de la información compartida en esta sección: www.educ.ar (en este link, podrán escuchar uno de los audios).-


La Escuela nro. 905 de Misiones, tiene una nueva página en Facebook, a través de la cual podrás seguir las distintas publicaciones compartidas:

https://www.facebook.com/pages/Escuela-EIB-N%C2%BA-905-El-Soberbio-Misiones-Argentina/272530502947251


Más acerca de Laura Roldán...

Laura Roldán ha editado varios títulos, entre ellos:

·El adivino, adaptación de Afanasiev, Ilustraciones de Marín. Buenos Aires, Ediciones Colihue, 1984.  Colección El Pajarito Remendado. *Seleccionado por el Banco del Libro de Venezuela, 1990.
·Centos del Noroeste, Colección Cuentos de mi país, Centro Editor de América Latina- Ediciones Culturales Argentinas. 1986.
·La mesa, el burro y el bastón, adaptación de los Hermanos Grimm, Ilustraciones de Istvan. Colección del Pajarito Remendado, Ediciones Colihue. 1988
·La discusión, Ilustraciones de Oscar Rojas. Colección del Pajarito Remendado, Ediciones Colihue.1989.
·¡Qué fácil es volar!, Antología de Antonio Machado, Colección Libros del Malabarista, Ediciones Colihue.
·Barril sin fondo. Adivinanzas y coplas con piropos (Recopiladas en colaboración con Laura Devetach). Buenos Aires, Ediciones Colihue, 1992. Colección Los Fileteados.

·Ayer pasé por tu casa, Coplas de amor y risa (Recopiladas en colaboración con Laura Devetach). Buenos Aires, Ediciones Colihue, 1992. Colección Los Fileteados.
. Cuentos del Litoral. Ilustraciones de Sergio Kern. Buenos Aires, Centro Editor de América Latina-Ediciones Culturales Argentinas, 1993. Colección Cuentos de mi país.
·Los músicos de Bremen (Adaptación del cuento de los Hermanos Grimm). Ilustraciones de Eleonora Arroyo. Buenos Aires, Ediciones Colihue, 1995. Colección El Pajarito Remendado.
·Muchobicho. Ilustraciones de Gustavo Roldán (h). Buenos Aires, Ediciones Colihue, 1996. Colección El Pajarito Remendado.
.Aquí hay gato encerrado. Adivinanzas, dichos, coplas y recetas. Ilustraciones Roberto Cubillas. Buenos Aires, Editorial Santillana, 2006. Colección Leer es genial.
·1001 Del grabanzo peligroso, (En colaboración con Laura Devetach). Ilustraciones de Cristian Turdera. Buenos Aires, Editorial Alfaguara, 1999. Colección Cuentijuegos.
·Zongos y Borondongos (En colaboración con Laura Devetach). Ilustraciones de Gustavo Roldán (h). Buenos Aires, Editorial Alfaguara, 1999. Colección Cuentijuegos.
·La marca del garbanzo (En colaboración con Laura Devetach). Ilustraciones de Isol. Buenos Aires, Editorial Alfaguara, 1999. Colección Cuentijuegos.
. ¡Ay Tarara! (En colaboración con Laura Devetach). Ilustraciones de Juan Lima. Buenos Aires, Editorial  Alfaguara, 1999. Colección Cuentijuegos.
·Escritores en Escuelas, Laura Roldán, Plan Lectura, Ministerio de Educación, 2008.
·La leyenda del Tucán, Sudamericana, Col. Cuentamérica Naturaleza, 2009.
.La leyenda del cactus (cuento). Incluido en la antología Historias de caminos y caminantes. Ilustraciones de Sandra Lavandeira. Buenos Aires, Editorial Santillana, 2001. Colección Leer es genial.
·La Chuña y el zorro y otros cuentos, Ilustraciones Horacio Gatto. Buenos Aires, Editorial Longseller, 2009.
·Cuentos que sopla el viento, (en colaboración) Ediciones Guadal, 2011.
·La Isla del disparo y otros cuentos, Edelvives, 2011.

.Mitos 4. Latinoamérica Precolombina, Cántaro, MacMillan, 2012
.Voces de la Tierra, Antologadora. Aique, 2013.
.Otras publicaciones...

Fue colaboradora, también,  de medios gráficos como Billiken, Cordones Sueltos, Humi, Fauna Argentina y AZ 10.

Alguna de las actividades que realiza y/o ha realizado:

Aserora y coordinadora de Proyectos de Extensión de Biblioteca (Biblioteca Popular Virrey del Pino, La Matanza). 

Promoción del libro y la lectura, capacitaciones y asesoramiento a Docentes y Bibliotecarios. 

Organización de espacios de lectura.

Autora participante del Plan Lectura del Programa Educativo Nacional del Ministerio de Educación.

Colaboradora de Imaginaria, Revista digital de Literatura Infantil y Juvenil.

Asesora el Proyecto Biblioteca Parlante de la Universidad Nacional del Nordeste, Chaco.

Coordinó Talleres de Promoción de la Lectura, desde 2003 al 2009, en el marco del Programa de Cooperación con Escuelas Rurales, de Fundación Bunge y Born y Navarro Viola, en Escuelas Rurales de Chaco y Misiones.

Capacitó Bibliotecarios en el interior del país, en el Programa Nacional de Capacitación de CONABIP, Creando Lazos de Lectura, Secretaría de Cultura de Presidencia de la Nación.

Coordinó el Programa Cultura de Paz en las Escuelas, de la Secretaría de Educación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

A través de Secretarías de Cultura, CIE y Bibliotecas Populares, realizó Capacitaciones en Promoción de Lectura, y talleres con chicos, en Ferias, Colegios, Escuelas Rurales y Salas de Lectura de las provincias del interior.

Premios, distinciones y participaciones especiales:

·Premio Pregonero Especial 2012.
.Mención de Honor Premio Vivalectura 2010, organizado por la OEI y el Ministerio de Educación. 
·Participó como disertante en la 9º Feria del Libro de Villa Angela, Chaco, 2012.
·Participó como especialista en la 12º Feria del Libro Chaqueño y Regional en 2012.
·Disertante en el VII Congreso Nac. de Didáctica de la Lengua y la Literatura, Salta, 2011
·Participó como especialista en las Jornadas para Docentes y Mediadores de Lectura en 21º Feria del Libro Infantil de Bs. As. 2011
·Disertante en el Seminario de Literatura Infantil Latinoamericana de la UBA, 2011.
·Jurado del Premio Vivalectura, 2011, OEI y el Ministerio de Educación.
·Jurado del VII Concurso de Cuentos “Los niños del MERCOSUR”, 2011.
-Mención de Honor Premio Vivalectura 2010, organizado por la OEI y el Ministerio de Educación. 


***************************************
Para empezar a escuchar, una leyenda de la Patagonia, 
en la voz del narrador Miguel Fo....



Miguel Fo, nació en Vilches, al norte de Jaén, Andalucía. Narrador oral, clown, actor, escritor.  Animador a la lectura para la editorial Anaya de Andalucía.

El narrador sugiere:  porque la vida no quiere guiones, porque nada está escrito, improvisemos, ante el abismo, en el vacío, sin contemplar jamás la posibilidad de caer al suelo, disfrutar de nuestro vuelo en caída libre, siempre remontando. La creatividad, la imaginación y la fantasía; herramientas imprescindibles para la improvisación, para armar un cuento en el momento, a cada instante, conociendo distintos motores para generar movimiento, desde el juego y el divertimento” (…) “esto es improvisación, el arte de lo efímero. Todo se crea y se destruye al momento, al instante súbito. El improvisador al filo del abismo, jamás contempla la posibilidad de caer al suelo, sino que ansía el momento de alzar el vuelo…”  
                                                     
Volar, ir más allá… apostar a la infinita desmesura… eso es Miguel, ése es Miguel, y es lo que hace Miguel. Este hombre hecho todo de palabras, infinitamente desmesurado y generoso, uno de mis maestros en el paso por la narración oral - de quien tanto he aprendido, pero sobre todo de quien tanto me quedará por aprender-, el mismo que vino de España, pero que llegó para quedarse,  lo cual nos sienta, y al parecer le sienta, muy bien.-

Sugiero la lectura de su blog, http://unodevilches.blogspot.com.ar,en él leí - de su autoría - “Triciclo” y “Bajo la tormenta un niño respira”, relatos inquietantes que posan una mirada particular en torno a la infancia. Asimismo, me ha resultado de interés leer “Sopla fuerte” y el “cuento infantil basado en “El corazón delator, de Edgard Allan Poe”.-

En esta oportunidad, presentamos un video que Miguel grabó especialmente para “La infinita desmesura”, en el que eligió compartirnos una leyenda de la Patagonia, en la que se referirá a Los Vuriloches. El mismo fue realizado, con la generosidad que lo caracteriza, mientras cuidaba de su bebé. De modo que escucharemos a Miguel y hacia el final, la melodía más bella que seguramente él haya escuchado y escuchará por siempre, la de su hija “Emma”.- ¡Gracias Miguel Fo!...

“Quien da una flor de amancay está ofrendando su corazón”, decían los indios Vuriloches. ¿Quieren saber por qué?... escuchen esta leyenda:



Acerca de los "Vuriloches"...

Cuando el navegante portugués Fernando de Magallanes desembarcó en las costas del sur de nuestro país, se sintió sorprendido por la altura y por el tamaño de los pies de los aborígenes que habitaban la zona. Los llamó “Patagones” por las enormes huellas que sus pies, envueltos en pieles de guanaco, dejaban en la tierra y así originó la leyenda que hablaba de una raza de gigantes. En esa zona habitaban los Tehuelches. Bajo este nombre se agrupaban distintas etnias, como Puelches, Picunches y Vuriloches, éstos últimos  habitaban la zona de Ten - Ten Mahuida (Cerro Tronador), desde la naciente del río Manso hasta el Lago Mascardi.-
El vocablo "Vuriloche" significa "gente detrás del valle o la montaña".

      Flor de Amancay

************************

Para empezar con las canciones, quiero compartir, antes que ninguna otra, la canción de Rubén Rada "Tengo derecho", para sumar a los derechos para los niños existentes por ley, estos otros derechos que Rada refiere, y a los que personalmente adhiero con absoluta convicción, porque todos los niños tienen derecho a ser un niño... y yo también!.  Y de yapa, uno más, porque me gusta mucho: Porfi Ru... y a bailarrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr...




Letra del tema "Tengo derecho"

Todos los niños tienen derecho
a ser un niño.
Derecho a tener sus sueños:
sueños de niño.

Y no de adultos pequeños,
sino de niños.
Todos los niños tienen derecho
a ser un niño...
... y yo también!

Derecho a creer en el viento,
que trae canciones adentro,
que la luna es un espejo
donde se mira un gigante
flaco, tuerto, pobre y viejo.
Derecho a poder volar
con sólo cerrar los ojos,
abrir todos los cerrojos,

las jaulas y las ventanas,
ser ratón por la mañana
y de tarde ser un tigre.
Derecho a ser invisible
si me aprieto la nariz,
a aburrirme con los grandes
y salir para hacer pis.

Todos los niños tienen derecho
a ser un niño.
Derecho a tener sus sueños:
sueños de niño.

Y no de adultos pequeños,
sino de niños.
Todos los niños tienen derecho
a ser un niño...
... y yo también!

Lalala...
Que canten los niños libres
esta baguala!
 
 
Porfi Ru (Rada para niños)
 
 
Rubén Rada: Percusionista, compositor y cantante afro uruguayo que
ha grabado más de 30 álbumes, en la actualidad considerados clásicos 
uruguayos. Para más datos: http://negrorada.com/about.php
 
                                  *************
 

2 comentarios:

  1. Ivanna, muchas gracias por el espacio, el cariño, la palabra cuidadosa y tu interés en el trabajo de las hormigas. Abrazo

    ResponderEliminar
  2. El espacio y el cariño siempre estarán así de abiertos para vos... el cuidado por la palabra y el interés por tu trabajo, son permanentes, y el agradecimiento es mío también.- Abrazo.-

    ResponderEliminar